Consigue en Tocarama tus espinilleras para desbrozar

desbrozadora

Desbrozar ya no te resultará peligroso ni incómodo gracias a nuestras espinilleras con cierre del velcro o de clips, que reducirán significativamente los impactos que puedas recibir en tus piernas.

Estas espinilleras para protección contra impactos para máquinas desbrozadoras o recortadoras, están fabricadas en espuma EVA y cuentan con refuerzos de polietileno y cintas elásticas.

Las desbrozadoras son herramientas muy prácticas y eficaces para los trabajos en el campo pero deben usarse de manera segura para evitar daños personales o a terceros. Así que hoy queremos ofrecerte algunos consejos para su buen uso:

Antes de usar una desbrozadora o recortadora

  • Lee bien el manual de usuario de la máquina y presta especial atención a la información de seguridad.
  • Comprueba que todos los componentes de la máquina estén bien sujetos y en buen estado, aprieta los tornillos sueltos y sustituye los componentes en mal estado.
  • Planifica el trabajo y comprueba el terreno donde vas a trabajar.
  • Utiliza siempre depósitos de combustible homologados y no fumes mientras realiza un repostaje.
  • Utiliza el arnés y ajústalo a su altura.

Para desbrozar

  • Trabaja siempre con protector.
  • Mantén siempre una distancia de seguridad de al menos 15 metros para evitar que proyecciones puedan golpear a un tercero.
  • Selecciona la herramienta de corte adecuada en función de la tarea a realizar.
  • Cuando trabajes con cuchillas para cortar hierba o hilo de nylon, maneja la máquina como una guadaña con movimientos laterales.
  • Cuando trabajes con cuchilla de triturado, haz un movimiento vertical y no levantes nunca la máquina por encima de la cintura.
  • Con cuchillas dentadas tipo sierra, trabaja siempre con la parte izquierda de la cuchilla, nunca con la parte frontal o derecha para evitar el riesgo de rebote.

Medidas preventivas

  • Utiliza siempre protectores auditivos.
  • Usa siempre el protector de la desbrozadora y comprueba que es el adecuado para el accesorio de corte escogido.
  • Comprueba periódicamente el estado de la cuchilla y utiliza los elementos de protección individual adecuados tales como viseras, gafas, espinilleras, etc.
  • Limita el tiempo de utilización y/o realiza pausas en función de la información de vibraciones facilitada por el fabricante.
  • Revisa el sistema antivibraciones.
  • Utiliza guantes de seguridad que reduzcan las vibraciones.
  • Utiliza siempre un arnés durante el trabajo y guantes cuando manipules o sustituyas los discos de corte.
  • Utiliza gas y ropa de trabajo adecuada, puede ser necesario el uso de mascarillas en caso de alergia al polen. Podrás evitar picaduras mediante la utilización de guantes y botas.
  • Ajusta correctamente el arnés para evitar un esfuerzo innecesario y mantener un ritmo de trabajo adecuado.
  • No arranques la máquina en la zona donde realices el repostaje y no repostes nunca con el motor en marcha. No toques las partes calientes del motor y no manipules el motor si está caliente.

EPI para trabajos con exposición al calor

EPI para trabajos con exposición al calor

Las condiciones ambientales son un factor de riesgo severo para todas aquellas personas que realizan su trabajo en la calle, expuestas al frío, al viento, a la lluvia o al calor del sol.

Por ello, queremos incidir en los riesgos más comunes de trabajar bajo la exposición del sol y del calor, así como de los principales Equipos de Protección Individual (EPI) que protegen de estos riesgos.

Cuando estamos expuestos a altas temperaturas, el organismo mantiene sus funciones vitales disipando el calor metabólico y evaporando el agua en la superficie de la piel. Esta capacidad de disipar calor está influida por la diferencia de humedad entre la piel y el aire que lo rodea. De este modo, una elevada humedad ambiental y el uso de prendas gruesas o impermeables limitan la pérdida de calor por evaporación.

Efectos de la exposición al calor

Cuando realizamos esfuerzos físicos importantes en condiciones de calor excesivo podemos presentar alguno de estos efectos:

  • Síncope por calor. Pérdida momentánea del conocimiento por la reducción del riego sanguíneo en el cerebro.
  • Calambres por calor. Estos calambres musculares aparecen por una intensa sudoración al perder mucho líquido. Hay que interrumpir inmediatamente la actividad, descansar en un lugar fresco y reponer los líquidos y electrolitos, y evitar la exposición al calor durante al menos 24 o 48 horas.
  • Agotamiento por calor. Es el trastorno más común y aparece como consecuencia de una deshidratación severa que provoca un desequilibrio electrolítico y deficiencia circulatoria. Sus síntomas son: sed, cefalea, espasmos musculares, debilidad, fatiga, atontamiento, ansiedad, reducción de la excreción de orina, y temperaturas corporales de 39 °C o superiores. Cuando sucede, hay que poner a la víctima en un lugar seco, tumbarle, reponer los líquidos perdidos y humedecer el cuerpo con toallas o paños húmedos.
  • Golpe de calor. Es el efecto derivado del calor más grave y si no se trata, puede conducir a la muerte. Se da por una elevada temperatura corporal por encima de los 40,6 °C y provoca lesiones en los tejidos y un fallo del sistema nervioso central, por lo que hay que pedir asistencia sanitaria.

Los síntomas del golpe de calor son:

  • Temperatura corporal por encima de los 40,6 °C
  • Taquicardia
  • Respiración rápida
  • Cefalea
  • Náuseas y vómitos
  • Piel seca y caliente
  • Ausencia de sudoración
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Pérdida de conciencia y pupilas dilatadas

Medios de prevención

La exposición laboral al calor entraña una serie de amenazas para la salud y seguridad de los trabajadores, por lo que será fundamental el uso de EPI que pueden ayudar a prevenir los efectos descritos anteriormente.

Cuando trabajamos expuestos al calor y al sol, hay que usar equipos de protección individual que mantengan activos los mecanismos de disipación del calor corporal por sudoración.

En este sentido, las prendas deberán ser amplias, ligeras y con valores de resistencia al vapor de agua tan bajos como sea posible, de forma que no se dificulten los mecanismos de refrigeración del organismo.

A la hora de elegir los guantes y el calzado, también seleccionaremos los EPI que presenten valores de resistencia al vapor de agua tan bajos como sea posible.
Además de ello, existen medidas a las que debemos prestar especial atención:

  • Evitar o limitar el esfuerzo físico durante las horas de más calor.
  • Tener agua siempre disponible.
  • Evitar beber alcohol o bebidas con cafeína, ya que deshidratan el cuerpo y aumenta el riesgo de sufrir enfermedades debidas al calor.
  • Establecer rotación y descansos.
  • Dormir las horas necesarias
  • Cuidar la alimentación.
  • Utilizar cascos, gorras o sombreros acordes a la actividad.
  • Utilizar gafas adecuadas (existen cinco niveles de protección asociados a cinco grados de transmitancia máxima a radiación UV, radiación visible y radiación infrarroja)
  • Utilizar protección solar

GORE TEX, qué es y para qué sirve

GORE TEX, qué es y para qué sirve

El GORE TEX es un material que habitualmente se utiliza en prendas específicas para la montaña y los deportes al aire libre, como chaquetas, pantalones, zapatillas y botas, y puede marcar la diferencia entre disfrutar de la actividad o sufrir las inclemencias del tiempo si no tenemos esta tecnología incorporada en nuestro vestuarios.

Desde hace algún tiempo, este material se ha incorporado a la confección de ropa de trabajo y calzado de seguridad para aprovechar los beneficios que tiene.
Y es que, la clave de este material no es sólo que haga las prendas resistentes al agua, sino también que las hace transpirables al sudor, y eso es lo complicado y lo verdaderamente innovador.

Podemos decir que es una membrana porosa que dota a las prendas de impermeabilidad y transpirabilidad a la misma vez. Esto lo consigue gracias a los poros con los que cuenta el propio material. Por ello, se ha convertido en un material indispensable a la hora de elegir las prendas para muchos profesionales.

En el mercado, existen diferentes tipos de GORE TEX y no todos ofrecen el mismo desempeño. Te los mostramos a continuación.

GORE TEX

El GORE TEX puede ser de dos a tres capas. Lógicamente, la resistencia y durabilidad de la prenda dependerá del tipo que sea. Lo encontramos normalmente en chaquetas o pantalones para lluvia o nieve y para actividades donde el esfuerzo no es demasiado elevado, por ejemplo, ropa urbana de GORE TEX o prendas para senderismo.

Con tecnología C-Knit

Para esta tecnología, se utilizan tres capas, con una mejora en la capa interior para que sea más suave y, sobre todo, más ligera. Así, por ejemplo, una chaqueta elaborada con tecnología c-knit será mucho menos pesada y rígida que una con GORE TEX.

Las prendas elaboradas con este tipo de membrana tampoco se utilizan para situaciones extremas, suelen usarse en actividades como el esquí o el senderismo.

GORE TEX Paclite

El GORE TEX Paclite contiene 2,5 capas y se diferencia de los anteriores porque éste se sustituye la capa interior por un relieve para proteger la membrana por lo que la prenda es bastante más transpirable.

Podemos decir que aquí se sacrifica la durabilidad a favor de obtener una mayor transpirabilidad y se utiliza en prensas para actividades donde las prendas deben ser ligeras.

GORE TEX Pro

Las prendas confeccionadas con GORE TEX Pro son de tres capas y el tejido exterior es muy resistente pero también transpirable y ligero.

Este tipo de GORE TEX permite soportar situaciones extremas sin comprometer la transpirabilidad de la prenda. Aguantan la tensión que provoca el uso de un arnés, por lo que son buenas para trabajos en la construcción, por ejemplo.

Tipos de protección auditiva

Tipos de protección auditiva

En nuestra tienda online puedes encontrar un gran número de tipos de protectores auditivos, que se adaptan a cada situación, tanto a las demandas de atenuación acústica, como a las particularidades de la tarea.

En este sentido, encontrarás, por ejemplo, orejeras con arneses que pueden colocarse en distintas posiciones alrededor de la cabeza, acopladas a cascos de protección, orejeras que incluyen funcionalidades adicionales, como la gestión del sonido, conectividad externa, etc. También podrás adquirir tapones desechables  y no desechables.

Las propiedades que deben cumplir los distintos tipos de protectores auditivos están recogidas en las correspondientes normas europeas que te resumimos a continuación.

PROTECTORES PASIVOS

OREJERAS

Consiste en dos casquetes unidos por un arnés y que rellenos de material atenuante del ruido. Se ajustan sobre las orejas y que se ajustan a la cabeza mediante acolchado. También existen orejeras acopladas a cascos de protección.

NORMA:
EN 352-1:2020
EN 352-3:2020 (acopladas a cascos)

TAPÓN

Dispositivo diseñado para insertarse en el canal auditivo o cubrir su entrada. Pueden ser desechables o reutilizables. Dentro de esta clasificación puede haber a su vez tapones:

  • Preformados
  • Expandibles
  • Con arnés o cordón
  • Adaptados al canal del usuario

NORMA:
EN 352-2:2020

PROTECTORES DEPENDIENTES DEL NIVEL

PROTECTORES PASIVOS DEPENDIENTES DEL NIVEL

Se valen de las propiedades acústicas de canales de aire diseñados para comportarse de forma diferente a diferentes niveles de ruido. Muy efectivos frente a ruidos elevados singulares e impulsivos, como el de armas de fuego.

NORMA:
EN 352-4:2020 (orejeras)
EN 352-7:2020 (tapones)

PROTECTORES DEPENDIENTES DEL NIVEL CON RESTAURACIÓN DEL SONIDO

Incorporan un sistema electrónico que amplifica los sonidos de bajos niveles sonoros. Al incrementarse el nivel de presión sonora del exterior, se corrige y controla el nivel del sonido reproducido.

PROTECTORES CON REDUCCIÓN ACTIVA DEL RUIDO (ANR)

OREJERAS

Incorporan un sistema electrónico que proporciona atenuación adicional en las frecuencias donde los protectores pasivos son menos efectivas, como las frecuencias bajas (50-500 Hz).

NORMA:
EN 352-5:2020

PROTECTORES CON ENTRADA EXTERNA DE AUDIO

PROTECTORES CON ENTRADA EXTERNA DE AUDIO DE ENTRETENIMIENTO

Están equipados con un receptor de radio o un reproductor de música. Pueden ofrecer la posibilidad de comunicar señales de advertencia o mensajes.

NORMA:
EN 352-8:2020 (orejeras)
EN 352-10:2020 (tapones)

PROTECTORES CON ENTRADA DE AUDIO

Incorporan un receptor de radio o una entrada de audio para recibir instrucciones de trabajo o advertencias de seguridad.

NORMA:
EN 352-6:2020 (orejeras)
EN 352-9:2020 (tapones)

Cuida la salud de tus oídos con protección auditiva en el trabajo

Cuida la salud de tus oídos con protección auditiva en el trabajo

Según los datos de la encuesta europea de empresas sobre riesgos nuevos y emergentes publicada por el INSST, el ruido es un factor de riesgo evaluado en el 28,8% de las empresas españolas. En este sentido, la consecuencia de una exposición prolongada al ruido es la hipoacusia, es decir, la pérdida de audición debida a la destrucción de las células ciliadas del oído interno.

Ésta, provocada por la exposición a niveles de ruido excesivos, es la enfermedad profesional más frecuente en Europa y representa aproximadamente una tercera parte de las enfermedades de origen laboral, por delante de los problemas de la piel y el sistema respiratorio.

Y es que, la exposición prolongada a niveles de ruido de más de 85 dB(A) es potencialmente peligrosa, del mismo modo que lo es la exposición en el tiempo. Además, es importante que sepas que la hipoacusia es un proceso irreversible, donde las primeras frecuencias audibles que se ven afectadas son las próximas a los 4000 Hz (ruidos agudos), extendiéndose posteriormente al resto de frecuencias.

Sin embargo, la pérdida de audición no es el único efecto que provoca la exposición al ruido excesivo, ya que también puede causar acúfenos (sensación de timbre, zumbido o explosión en los oídos) que llegan a ser más tormentosos que la pérdida de audición. Cuando este fenómeno es permanente, puede conducir a alteraciones del sueño.

Por otro lado, el ruido es interpretado por el organismo como una señal de alarma, por lo que éste se prepara para afrontar una potencial amenaza, liberando en la sangre las denominadas hormonas del estrés, que ponen el cuerpo a punto para la acción inmediata, la frecuencia cardiaca y respiratoria se aceleran, aumenta el tono muscular, aumenta la cantidad de glucosa en sangre, etc. Por tanto, puede dar lugar a efectos fisiológicos y psicológicos en nuestro organismo.

La elección del EPI

El Real Decreto 286/2006 define los 85 dB (A) como el nivel de presión sonora a partir del cual es obligatorio el uso de protectores auditivos.

En la selección del protector auditivo adecuado, tendremos en cuenta las características del trabajo a realizar, su ambiente y las características del trabajador. Algunos de los factores que tendremos en cuenta en relación a la selección y uso de protectores auditivos son:

  • Factores acústicos, donde valoraremos el nivel de presión acústica: contenido en frecuencia, características impulsivas e importancia de las comunicaciones.
  • Factores no acústicos, aquí enmarcamos los siguientes factores ambientales:
    • Temperatura y humedad del ambiente de trabajo. La temperatura y humedad excesivas en el ambiente de trabajo pueden provocar sudoración en caso de uso de orejeras, por lo que podría ser necesario el uso de tapones auditivos. Si no se pueden usar los tapones, podríamos recurrir al uso de cubre-orejeras higiénicos absorbentes.
    • Condiciones de suciedad en el ámbito de trabajo. Estas condiciones pueden provocar la irritación de la oreja o la infección del canal auditivo.
    • Presencia de maquinaria con partes móviles. Tendremos que tener cuidado, ya que el uso de tapones con cordón puede provocar atrapamientos indeseados.
    • Incompatibilidad física. Hay que tener en cuenta las características físicas del canal auditivo de los usuarios.
    • Necesidad de comunicación durante el trabajo. Existen soluciones como orejeras y tapones dependientes del nivel que permiten aislar al trabajador del ruido excesivo del ambiente, pero permiten que los niveles y frecuencias sonoras asociadas a la conversación humana resulten audibles.

En estos casos, el recurrir a un proveedor de EPI especializado en protección individual puede resultar de crucial importancia para el responsable de salud y seguridad de las empresas.

Consejos para prevenir los incendios en el campo

Consejos para prevenir los incendios en el campo

Con el calor, una pequeña chispa puede provocar en cuestión de segundos un fatídico incendio forestal, debido a la escasez de humedad en el ambiente y las altas concentraciones de material vegetal seco.

No obstante, existen muchos factores que desencadenan los incendios forestales. Así, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) dice que el 99% de las conflagraciones son provocadas por el hombre al realizar actividades agropecuarias y urbanas, y tan solo un 1% son debidas a fenómenos naturales, como por ejemplo, las descargas eléctricas o la erupción de los volcanes.

Los consejos que te queremos ofrecer desde Tocarama, tu fabricante y distribuidor de EPIS para prevenir los incendios forestales son:

  • No arrojes materiales encendidos o inflamables y evita quemar basura.
  • Si enciendes una fogata, busca un lugar alejado de árboles, pastos y hojarasca, y evita que salten chispas ya que pueden causar un conato de incendio.
  • Cuando acabes la fogata, apaga por completo las brasas y cúbrela con tierra o piedras.
  • Llévate la basura que generes y deposítala en un lugar apropiado.
  • No fumes en bosques y pastizales.
  • Cuando conduzcas por carretera, presta atención a las siguientes acciones:
  • No tires colillas de cigarro encendidas, pueden generar incendios en pastizales, manglares, selvas y bosques.
  • Si te encuentras con un incendio forestal, disminuye la velocidad y enciende los faros e intermitentes. El humo generado por la combustión reduce la visibilidad. Aléjate por las zonas laterales del fuego y más desprovistas de vegetación. Ten presente que un cambio en la dirección del viento puede hacer que el fuego rodee a quienes transitan por el lugar. Así que camina en sentido contrario a la dirección del viento.
  • Evita ir hacia cañadas, barrancos u hondonadas, y por ningún motivo intentes escapar cuesta arriba, especialmente cuando el fuego asciende por la ladera.

EPIs para logística

EPIs para logística

Hoy celebramos el “Día Mundial de la Seguridad y Salud en el trabajo” y queremos centrar nuestro post en la seguridad de un sector que está en auge, el de la logística. Y es que, desde que apareciera el COVI-19, las compras online no han hecho más que crecer, por lo que ha aumentado la demanda de operadores en este sector, que está atravesando uno de sus mejores años.

Para poder ofrecer los EPIS más adecuados a los trabajadores, primero tendremos que delimitar los posibles riesgos a los que se enfrentan, como por ejemplo la caída de alguna caja o palet que estén transportando a los pies. También, será necesario valorar el tipo de confort del calzado y vestuario, ya que es un trabajo que requiere mucho movimiento.

¿Cuáles son los riesgos laborales de un operario de almacén?

Los principales riesgos de un operario de almacén y los EPIs más aconsejables son:

Riesgo en los pies, calzado de protección

Al hablar de un almacén logístico, lo más normal es que tengamos riesgo de impacto en la puntera. Por ello, nuestra recomendación es buscar unos zapatos o botas con protección, en puntera y también en plantilla, preferiblemente modelos de componentes no metálicos.

Si optamos por este tipo de calzado, aligeramos el peso del mismo. Las zapatillas de U-power, de las que te hablamos en este post, son fantásticas para este tipo de trabajo.

Riesgo en manos, uso de guantes

Para este tipo de trabajos, habrá que prestar también atención al cuidado de las manos. Los operarios suelen trabajar con cajas de cartón, sistemas de flejado y retractilado de los envíos y esto pueden ser son los causantes de cortes profundos en nuestras manos. Por esta razón es muy importante elegir guantes de protección, que contengan un nivel de protección al corte acorde, además de ofrecernos un buen agarre y transpiración.

Vestuario laboral que permita movimiento

Para la elección del vestuario laboral, recomendamos una correcta elección que permita trabajar a gusto. Hay que tener en cuenta que un mozo de almacén o técnico en un centro logístico, realiza un trabajo físico constante, teniendo que moverse de un lado para otro, cogiendo y levantando cajas. Por ello, el vestuario debe acompañar el movimiento, por lo que será importante que cuente con componentes elásticos en su fibra.

Si necesitas que te asesoremos, estaremos encantados de hacerlo. Puedes visitar nuestra tienda online y descubrir el amplio catálogo de productos de seguridad que disponemos.

Protección ocular contra la radiación

Protección ocular contra la radiación

Hace algunas semanas hablábamos de los tres tipos básicos de protectores oculares que existen, como son las gafas de montura universal, las gafas de montura integral y las pantallas faciales, y cuáles eran sus usos y protecciones. Hoy queremos abordar los riesgos que pueden afectar a los ojos y la cara, y cuáles son los elementos básicos en la selección de los EPI destinados a protegerlos.

Las lesiones que afectan a los ojos y la cara suelen suponer alrededor del 4% del total de los accidentes registrados en la jornada laboral, por lo que no debemos descuidar su protección.

Los riesgos que pueden causar lesiones en cara y ojos se agrupan en tres categorías: riesgos mecánicos, químicos y radiaciones, siendo habitual que exista más de un riesgo a la vez.

Por su parte, la normativa define requisitos para los protectores oculares según la finalidad o tipo de riesgo frente al cual ofrecerá protección.

Los protectores que incorporan algún tipo de efecto filtrante contra la radiación no ionizante no llevan campo de uso, pero incorporan un código identificativo, que puede ser:

  • Radiación solar. Los protectores que incorporan oculares con efecto filtrante frente a esta radiación estarán marcados con el código 5 o 6 (para filtros sin protección y con protección en el infrarrojo respectivamente), seguidos del código de la escala de protección correspondiente.
  • Radiación IR/calor radiante. Los protectores que incorporan oculares con efecto filtrante para esta radiación estarán marcados con el código 4 o 4C (para filtros sin reconocimiento mejorado del color y con reconocimiento mejorado del color respectivamente), seguidos del código del grado de protección correspondiente.
  • Radiación UV. Éstos estarán marcados con el código 2 o 2C (para filtros sin reconocimiento mejorado del color y con reconocimiento mejorado del color respectivamente), seguidos del código del grado de protección correspondiente.
  • Radiación de soldadura. No existe un código específico, pero deberá aparecer el código del grado de oscurecimiento, que puede ir desde el 1 al 15, dependiendo del proceso de soldadura al que nos expongamos
  • Radiación Láser. Aquí tampoco existe un código de marcado específico, pero en el ocular o en la montura se indicará la longitud de onda para las que el filtro proporciona protección, las condiciones de ensayo y la clase de protección correspondiente.

Otros aspectos a tener en cuenta

Para seleccionar el diseño del protector ocular o facial, también debemos tener en cuenta otra serie de aspectos, como:

  • Impactos de partículas. Sólo podremos usar la montura universal únicamente para protegernos frente a impactos de partículas a alta velocidad y baja energía.
  • Salpicaduras y gotas de líquidos. Las salpicaduras de líquidos requieren protección facial y sólo se usarán pantallas faciales. No obstante, si las gotas de líquidos requieren hermeticidad de las cavidades oculares, deberemos usar gafas de montura integral.
  • Partículas de polvo (gruesas y finas) y gases. Lo más aconsejable es utilizar gafas de montura integral.
  • Arco eléctrico de cortocircuito. Como es necesario la protección de la cara, se recomienda una pantalla de protección.
  • Metal fundido. Se trata de un riesgo muy severo y únicamente se admiten gafas de montura integral y pantallas faciales.
  • Soldadura. La montura universal o integral no proporciona protección contra la escoria de soldadura y/o la radiación de la soldadura por arco eléctrico que puede quemar la cara. Las gafas de montura universal sólo se utilizarán para operaciones de corte, soldadura de latón o para aquellas personas que no están directamente implicadas en el trabajo de soldadura o que visitan zonas de soldadura. Las pantallas de soldador proporcionan protección facial y pueden venir acopladas con petos y faldellines para la protección del cuello.
  • Láser. Utilizaremos gafas de montura universal con un diseño que proporciona alto grado de cobertura a los ojos. También hay modelos de montura integral y pantalla facial

Como siempre indicamos, los EPI deben ajustarse a la morfología del usuario para ofrecer una protección adecuada a todas las partes del cuerpo que deben ser protegidas, pero en determinados EPI, su efectividad depende de un perfecto ajuste a la fisionomía del usuario.

Chaqueta U. Power Mod. Pluton

Chaqueta U. Power Mod. Pluton

En este mes del año, a las puertas de la primavera, las temperaturas comienzan a ser más suaves y ya no es necesario equiparse con abrigos para realizar cualquier trabajo en exterior, bastará con alguna chaqueta o parka.

En este sentido, queremos hablarte hoy de una prenda que encontrarás en nuestra tienda online y física, situada en Valverde del Camino, Huelva, donde encontrarás todo tipo de vestuario laboral y EPIS para el desempeño de actividades laborales.

En esta ocasión, vamos a hablarte de la chaqueta de tela U-4 (U-Power 4 way stretch) Modelo Pluton muy cómoda y resistente, además de presentar un tacto muy suave para la piel, con la gran ventaja de ser repelente al agua, transpirable y que se seca rápidamente. Perfecta para esta época del año.

Esta chaqueta, disponible en varios colores, está equipada con dos bolsillos delanteros y un bolsillo con cremallera en el pecho, genial para guardar objetos pequeños como las llaves o el móvil.

Además, cuenta con dos grandes bolsillos interiores, un capuchón retráctil ajustable y permite estiramiento en 4 direcciones. Los puños son elástico y a prueba de viento. También, cuenta con inserciones reflectantes para garantizar la máxima visibilidad y un cordón anti-enredos ajustable dentro del bolsillo.

Y para que seamos vistos, cuenta con una cinta reflectante en el cuello. Se combina con el pantalón Atom.

Su composición es de 90% Nylon, 10% Spandex, 260 gr/m2 y cumple con el reglamento europeo EN ISO 13688:2013.

Si quieres recibir más información de esta prenda laboral, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos ofrecerte todos los datos que precises y ofrecerte el mejor servicio.

Requisitos y características de los cascos para bomberos

Requisitos y características de los cascos para bomberos

En el post de hoy vamos a abordar la normativa de los cascos para bomberos, tanto en la lucha contra incendios en edificios y otras estructuras, como para labores de rescate, salvamento y la extinción de incendios forestales, en la que Tocarama está especializada.

Como ya sabemos, las normativas aplicables a los EPI definen los requisitos y métodos de ensayo que permiten comprobar que el EPI ofrecerá la protección esperada frente a los riesgos que entraña el desempeño del trabajo en cuestión. Estas normas se utilizan como guía en los procedimientos de evaluación de la conformidad a la que se someten a todos los EPI, con la finalidad de poner el marcado CE sobre el equipo.

Las tres normas aplicables a los cascos de protección para bomberos son:

  • EN 443:2008 – Cascos para la lucha contra el fuego en los edificios y otras estructuras. Protegen de los riesgos derivados de la lucha contra incendios.
  • EN 16473:2014 – Cascos de protección para rescate técnico.
  • EN 16471:2014 – Cascos de protección para bomberos forestales.

Algunas veces, podemos encontrar que para cubrir los riesgos derivados de una actividad en concreto, los fabricantes optan por la aplicación total o parcial de varios tipos de normas. Así, hasta la publicación de la norma EN 16471:2014, los cascos para bomberos forestales se solían evaluar aplicando distintos requisitos de las normas EN 397 sobre cascos de seguridad, EN 12492 sobre cascos para alpinistas, y la EN 443.

Debido a la gran variedad de normas aplicable a los cascos para bomberos, es importante que la selección del EPI se haga teniendo en cuenta las exigencias de protección que determina una tarea en concreto, además de que se adapte a las condiciones particulares de cada tarea así como a las condiciones particularidades del usuario.

No podemos olvidar que la selección y uso de un EPI debe realizarse siempre según lo establecido en el Real Decreto 773/1997. Dicha selección debe hacerse tras la identificación y evaluación de la magnitud de los riesgos que amenazan la seguridad del trabajador. Así mismo, la selección del EPI también se hará teniendo en cuenta las condiciones existentes en el lugar de trabajo, particularmente condiciones de temperatura, humedad ambiental, etc., y de las condiciones relativas al desarrollo de la tarea específica.

Si hay algo por lo que se caracterizan todos los equipos que deben llevar los bomberos de todas las clases, además de constituir el paradigma de barrera protectora entre el usuario y el riesgo, es que suelen utilizarse en unas de las peores condiciones posibles, tanto en lo relativo a la dureza del medio en el que se emplean, como por los niveles de estrés a los que se ven sometidos. Por ello, la elección del casco estará guiada por los requisitos de protección frente a factores como calor radiante, comportamiento a la llama, etc., y de otros aspectos relacionados con la tarea, como esfuerzo físico, condiciones de temperatura, humedad y tiempo de uso del EPI.

La finalidad será escoger un casco con las condiciones ergonómicas que permitan que el usuario pueda hacer uso del EPI que necesita, durante todo el tiempo necesario, sin que ello suponga la introducción de más cargas ergonómicas que las estrictamente necesarias.