La importancia de la mascarilla en los centros de trabajo

La situación de pandemia que ha provocado el COVID-19 nos tiene muy preocupados y no debemos relajarnos en el uso de la mascarilla, del gel hidroalcohólico y del distanciamiento social. Por ello, queremos hacer hincapié en poner en prácticas estas medidas de obligado cumplimiento y ofrecer consejos sobre el uso de mascarillas quirúrgicas.
La transmisión del Covid-19 entre personas se produce por gotitas que desprendemos al hablar, respirar, toser o estornudar y que se contagian por vías respiratorias o por contacto con los ojos.

De esta manera, al usar las mascarillas estamos limitando la propagación de ciertas enfermedades respiratorias, incluida el Covid-19. Sin embargo, el uso de una mascarilla sola es insuficiente para proporcionar el nivel adecuado de protección y debemos adoptar otras medidas como el lavado de manos, uso de guantes y pantallas faciales o gafas de protección si fueran necesarias.

Las personas sin síntomas respiratorios deben ser quienes tienen la responsabilidad de prevenir y para ello hay que:

  • Evitar aglomeraciones y los espacios cerrados y atestados. Si vamos a la peluquería, al centro de belleza, a la barbería o a cualquier sitio que esté en contacto a menos de 1 metro del profesional, es obligatorio el uso de mascarilla y guantes lavado frecuente de manos con gel hidroalcohólico.
  • Mantener una distancia de al menos 1 metro de cualquier individuo con síntomas respiratorios (por ejemplo, tos, estornudos).
  • Realizar el lavado frecuente de manos, usando un desinfectante para manos a base de alcohol si las manos no están visiblemente sucias o agua y jabón cuando las manos están visiblemente sucias.
  • Al toser o estornudar, cubrir la nariz y la boca con un codo flexionado o papel y realizar la higiene de las manos.
  • Evitar tocarse la boca y la nariz.

Si usamos mascarilla, se deben seguir las mejores prácticas sobre cómo usarlas, quitarlas y desecharlas y sobre la acción de higiene de las manos después de la extracción.

  • Colocar la máscara con cuidado para cubrir la boca y la nariz y atarla de forma segura para minimizar los espacios entre la cara y la máscara.
  • Mientras esté en uso, evitar tocar la máscara.
  • Al quitarla, no tocar la parte delantera y lavarse las manos.
  • Reemplazar las máscaras si se humedecen o cambiamos de cliente.
  • No reutilizar máscaras de un solo uso.