Cómo cuidar la ropa de protección contra el fuego

El cuidado de la ropa de protección contra el fuego es clave para que nos protejan de manera correcta a lo largo de toda su vida útil. Es por ello que queremos ofrecerte algunas pautas para que su correcto mantenimiento y así puedan ofrecer el nivel de protección previsto por el fabricante.

INFORMACIÓN DEL FABRICANTE

Este paso es muy importante. El Reglamento (UE) 2016/425 y las normas aplicables a la ropa de protección exigen que el fabricante ofrezca información detallada sobre los procedimientos a seguir en el cuidado y limpieza de las prendas.

Debemos tener en cuenta esta información para el cuidado de las prendas, tanto trabajadores como empresa. Además, será importante que se establezcan pautas detalladas con los procedimientos de limpieza, secado y reparación de la ropa de protección, así como la frecuencia con la que deben realizarse dichos procedimientos y los responsables de realizarlos. También, es importante que sepas que el fabricante establecerá el número máximo de ciclos de limpieza admisibles por la prenda de protección contra el calor y las llamas.

REVISIONES PERIÓDICAS DE LAS PRENDAS

Otro aspecto fundamental es la revisión de las prendas de manera regular y que también encontrarás información en el folleto informativo de la prenda, donde aparecerá las comprobaciones rutinarias que hay que llevar a cabo antes de cada uso, la frecuencia de la inspección, los elementos a inspeccionarse y las decisiones o acciones a llevar a cabo derivadas de la inspección. Esta revisión puede contener:

  • Prestar atención a cualquier rastro de contaminación o suciedad que pueda contribuir a la inflamabilidad de la prenda o representar algún tipo de riesgo para el usuario.
  • Prestar atención a cualquier tipo de daños en la ropa.
  • Prestar atención a cualquier daño o pérdida de integridad en las costuras.
  • Prestar atención a la funcionalidad y efectividad de los sistemas de cierre.
  • Prestar atención a que el tallaje de la prenda no se vea afectado más allá de los límites marcados por el fabricante.

REPARACIONES AUTORIZADAS POR EL FABRICANTE

Si tuviéramos que realizar alguna reparación en la prenda, éstas deben ser llevadas a cabo según las indicaciones del fabricante, y siempre por personal con competencia suficiente para realizarlas. Una vez reparada, tendrá que ser inspeccionada para comprobar que las prestaciones de la prenda previstas por el fabricante no han sufrido ningún tipo de alteración.

Si tienes alguna duda o te gustaría saber o poco más, ponte en contacto con nosotros para que podamos resolverte cualquier tipo de duda.

Deja un comentario