Protege tu cabeza de accidentes laborales

El casco en términos genéricos, es el que se designa a la pieza que, fabricada con algún material resistente, ya sea metal, plástico o cualquier otro, sirve para proteger la cabeza, evitando que sufras cualquier golpe directo.

Su uso ha estado históricamente asociado al equipamiento militar, aunque se ha trasladado a otros ámbitos y profesiones, como la minería, la construcción, equipo de bomberos o de incendios forestales, además de ser uno de los elementos de protección indispensables para muchos deportes.

CASCO DE BOMBERO FORESTAL

El casco de bombero forestal sirve para protegernos de los peligros que puedan tener lugar en las labores de extinción de incendios forestales.

Tiene un alto nivel de protección, da versatilidad con multitud de accesorios y una imagen diferenciada y moderna, reforzada y pigmentada, resistente al alto impacto, altas temperaturas, rajaduras, químicos y solventes.
Su diseño proporciona una mayor protección lateral a diferencia de los otros cascos del mercado, ya que éste es de mayor longitud, protegiendo así su área lateral.

Cuenta con un sistema de ventilación en la parte superior para la mejor evacuación del calor, ofreciendo mayor protección trasera debido al diseño estructural de cresta y anillo trasero. Dispone de una visera que le da mayor protección frente a los líquidos procedentes de descargas de medios aéreos y retardante a las llamas.

También presenta un arnés interior, con seis puntos de anclaje y un sistema de ajuste por ruleta con tejidos de piel, acolchados y transpirables, que lo hacen completamente ergonómico y confortable.

En Tocarama pensamos en ti, trabajamos para mejorar tu protección, tenemos una extensa gama de cascos disponibles.

NORMATIVA

Los cascos de intervención deben estar conformes a las normas UNE-EN 340-94, UNE-EN 13.911) y.EN 443:2008 (adicionalmente con EN 1149, sobre exigencias electrostáticas).
Deben cumplir con unos requisitos técnicos mínimo:

  • Poseer un sistema de ajuste regulable, fácil de manipular por el usuario sin necesidad de utilizar herramientas
  • Cubrir completamente toda la superficie de la cabeza según las dimensiones dadas por la norma
  • Respetar un campo de visión adecuado una vez esté colocado
  • No presentar ninguna arista cortante, aspereza o saliente que pueda herir o incomodar al usuario
  • Garantizar determinada capacidad de absorción de impactos, resistencia a objetos cortantes
  • Resistencia a la llama y al calor radiante, rigidez mecánica, propiedades eléctricas y resistencia al sistema de retención
  • Los elementos en contacto con la piel no deben de incluir materiales que puedan causar irritación
  • Los materiales han de ser de calidad duradera
  • El casco debe permitir al usuario oír en circunstancias normales de utilización
  • El casco debe permitir la fijación de equipos de respiración autónomos y gafas de protección o visión, así como de otros equipos opcionales.